Exposiciones

Tropicalia

Inauguración: miércoles 29 de enero de 2020. 

Salón Central

Tropicalia
Dyan del Rivero Terán

Los residentes de las grandes metrópolis tenemos un imaginario de naturaleza completamente idílico. Lo que vemos en televisiones, las playas desde nuestros camastros, las plantas en jardines y parques completamente restringidos por la traza humana y sus necesidades del cotidiano. Sin reconocerlo, actuamos como pequeños dioses que controlamos la luz, el flujo de agua y el fuego de forma natural y dada. Pocos son los que se confrontan a la inmensidad y lo imponente de un mundo natural, virgen de nuestras comodidades. Sin embargo, este control aparente es lo que nos aleja de nuestros miedos, siendo el principal temor el de pertenecer a lo impredecible de estos entornos y su ciclicidad.

El ecosistema pictórico de Tropicalia es un pequeño recordatorio a entender la utopía de encapsular en una representación todo lo que compone a un "paisaje": el espacio que ocupa, el momento en que se ve, la percepción que se filtra por los ojos del artista y la construcción de una naturaleza estática inexistente con pigmentos. Hay que recordar que nunca nos bañamos dos veces en el mismo río, mucho menos podemos capturarlo. Bajo estas consideraciones, César Urrutia hace una búsqueda estética por explicar sus inquietudes primordiales en torno al medio ambiente, la naturaleza y la impronta humana que ha alterado todos los ecosistemas.
La paleta de colores sale de la jungla urbana, de nuestra naturaleza cotidiana, incorporando así este colorido como la parte más viva del concreto que nos rodea. Urrutia construye pequeñas malezas coloridas que se nos presentan como pequeñas muestras de caos neo-natural. El neón se vuelve un color que tiñe follajes y dota de una alegría perceptible a estos escaparates. Las veredas que nos atraen y adentran a este nuevo entorno proponen un mundo donde todo es caos y belleza coexistiendo. Sin embargo, icebergs conviven con manglares, las noches son tan luminosas como el día, las costas tienen por playa a los Alpes y todas las contraposiciones sugeridas nos remiten a la fragilidad del equilibrio y el caos antinatural infringido por las acciones humanas.

Tropicalia cusca evocar esta idealización del paisaje y de su naturaleza salvaje para acercar al espectador de una manera lúdica al diálogo del cambio climático. De esta manera el clima idílicamente cálido, se vuelve un ying-yang entre placer y el riesgo que corre nuestra humanidad ante él. Los paisajes de Urrutia son esos llamados de atención que interpreta de la naturaleza para que podamos resignificarla y resignificarnos ante ella. Nos regresa con una mirada esperanzadora a ese lado animal-natural que tenemos todos los humanos en potencia para buscar regresarnos al equilibrio.

 

Catálogo virtual Boletín de prensa

United Kingdom gambling site click here